¿Quieres ser feliz? Deja de interpretar el “personaje” que has creado de ti mismo: Jim Carrey

Ok. Quizás podríamos convenir que al momento de pensar en un “sabio maestro” que nos pudiera dar consejos sobre cómo ser feliz, el nombre que menos se nos vendría a la mente sería el del comediante Jim Carrey. Pero sí, el intérprete de “Ace Ventura” también tiene algo interesante que decir acerca de lo que a su juicio es la felicidad y cómo esa aspiración tan humana muchas veces se ve obstaculizada por nuestras propias ideas, incluida la imagen que con tanto esmero hemos construido de nosotros mismos.

¿Quién lo diría, no? Cuando somos capaces de ver más allá de nuestros prejuicios, muchas veces podemos encontrar la voz de la sabiduría en quien menos lo pensamos.  Más allá de los recientes cuestionamientos a situaciones de su vida privada, bien vale la pena deternos a reflexionar sobre algunos de sus lúcidos planteamientos.  Como reza el aforismo de Confucio: “Cuando el sabio señala a la luna, el necio mira el dedo”. Ojalá siempre seamos capaces de mirar a la luna, en vez de distraernos con la forma del dedo que la indica.

En una breve entrevista que les compartimos a continuación, divulgada por el sitio Absolute Motivation, el protagonista de filmes como “Dumb and Dumber”, “The Mask” y “The Truman Show” nos cuenta cómo, pese a ser una estrella del cine y tenerlo aparentemente “todo”, debió lidiar con una severa depresión y la forma que encontró para salir adelante.

jim-carrey-what-it-all-means

Carrey nos explica, por ejemplo, que los años de fama de los cuáles ha disfrutado se convirtieron en cierto momento en sólo una ilusión, una nube de humo, que al final le dejó la amarga sensación del sinsentido que significa haber gastado gran parte de nuestra vida creando y cultivando un “personaje”, una  identidad de nosotros mismos ante el mundo.

Para Carrey, perseguir incesantemente la idea de que debemos “ser alguien en la vida” es una empresa destinada al fracaso, no importa cuán “exitoso” alcances a ser en esta vida. A su juicio, el ego nos impulsa a buscar “convertirnos en alguien importante”; aunque muchas veces ni siquiera sepamos qué diablos significa aquello de ser “importante”.

“Creo que tuve que llegar a ser famoso y conseguir todas esas cosas con que la gente sueña, todas esas cosas que parecen ser parte del éxito, para abandonar mi apego a esas cosas; ha sido parte de la evolución del ego… es gastar la primera mitad de tu vida adquiriendo y agregando pensamientos que puedes sumar a ti mismo y eso se ve genial. Quiero decir, se ve muy bien cuando tienes un auto cool y tienes una buena ropa bonita y has hecho algo que la gente admira. Pero descubres que eso nunca puede satisfacerte, nunca puede hacerte feliz, no es de donde viene la felicidad”, asegura.

Para Carrey, el “lugar feliz es darte cuenta que tú eres todo, y que en realidad no hay un verdadero ‘tú’ involucrado en todo eso. Es un pequeño y extraño salto semántico que haces, y suena como si ‘ok,  este maldito hombre que he construido no puedo, no puedo ser yo… levanté esta construcción, pero sólo son ideas, son sólo ideas. Es un sentimiento diferente a la mezquindad, todos son personajes que jugué, incluido Jim Carrey (…) Jim Carrey fue el menos intencional personaje que interpreté, porque pensé que sólo estaba erigiendo a la persona que le gustaría a la gente, pero al final fue otro personaje más”.

“Lo único que te separa de un afroamericano, o un afrocanadiense, es una idea… y el clima, la adaptación al clima; pero sea lo que sea, no creo en nada de eso”, añade el actor estadounidense y afirma más adelante en la entrevista que nuestro apego a una identidad “sólo nos trae dolor y sufrimiento” por 3 razones principales, que en verdad resultan difícil de rebatir: en primer lugar, el  apego a una identidad crea una brecha, una distancia o separación aparente entre nosotros y todos los demás seres que nos rodean, impidiéndonos ver que en el mundo todo está interconectado, nada tiene una naturaleza totalmente independiente y autónoma.

carrey-jim-image

En segundo lugar, ese apego a “quien creemos ser” nos engaña al pensar que nunca deberíamos cambiar…. Cuando en realidad, en el Universo todo es un cambio constante. Y, por último, Carrey asegura que esa identificación con nuestro ego nos impide alcanzar -o más bien, descubrir o desvelar- nuestra bondad fundamental, ya que nos hace sentir que “no somos lo suficientemente buenos tal como somos, en este momento”.

Para salir de este pantano, Carrey nos propone un primer paso, que como dijo una vez el astronauta Neil Armstrong puede resultar “un pequeño paso para el hombre, pero un gran salto para la Humanidad”: abandonar de una vez y para siempre el deseo de ser “alguien”. En definitiva, “dejar de mantener una imagen del ‘yo’”.

Para quien le resulte demasiado “etéreo” este planteamiento,  Carrey nos comparte su propia experiencia de vida, en particular acerca de la depresión que debió hacer frente por años, según su propia confesión.

“La gente habla de depresión todo el tiempo. La diferencia entre la depresión y la tristeza es que la tristeza proviene solo de la casualidad; pase lo que pase o no haya sucedido para ti, te da pena, o lo que sea. La depresión, en cambio, es tu cuerpo que te dice: ‘¡jódete!, no quiero ser este personaje nunca más. No quiero sostener a este avatar que has creado en el mundo. Es demasiado para mí’”, argumenta el popular actor.

En un juego de palabras, Carrey explica que debería asociarse la palabra “deprimido” (depressed, en inglés) con la idea de “descanso profundo” (deep rest, en inglés): “tu cuerpo necesita estar deprimido. Necesita un descanso profundo del personaje que has estado tratando de interpretar” en el escenario de la vida.

Desde que tuvo este importante “insight”, el actor estadounidense asegura que nunca ha vuelto a caer en una depresión: “no tengo depresión en mi vida en absoluto, literalmente ninguna. Tengo tristeza, alegría, euforia, satisfacción y gratitud más allá de toda creencia. Pero todo es como el clima y simplemente gira alrededor del planeta. No se asienta sobre mí lo suficiente como para matarme. Sólo son ideas “.

“Pienso que todo el mundo debería alguna vez convertirse en millonario y famoso y conseguir todo lo que soñó… así se darían cuenta que esa no es la respuesta”, concluye el comediante.

592430.jpg-c_300_300_x-f_jpg-q_x-xxyxx
Jim Carrey, en una de las escenas más conmovedoras de la película “The Truman Show”
Si te interesa ver la entrevista a Jim Carrey divulgada en Youtube por el sitio Absolute Motivation, haz click en el siguiente link (puedes activar subtítulos en inglés):

Entrevista a Jim Carrey

JimCarreyGettyImages-691052936-920x584

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s