Enseñarle a tu hijo cómo “Calmarse!” -Peter Montminy

Compartimos con ustedes el artículo Enseñarle a tu hijo cómo “Calmarse!” por Peter Montminy en AMindfulvillage.com (Traducción libre)

Pueden ver el artículo original en el siguiente link: http://amindfulvillage.com/how-to-calm-down/

 

¿Cuántas veces le has dicho a tu hijo, “Shhh, simplemente relájate y cálmate!”?

Es posible que lo hayas dicho amorosamente, ya que estaban llorando y temblando de una experiencia perturbadora. O tal vez lo dijiste con dureza mientras corrían frenéticamente, gritando y gritando.

Pero, ¿alguna vez les has enseñado cómo calmarse?

A menudo los niños quieren calmarse, tratan de relajarse, pero no pueden averiguar cómo hacerlo, especialmente cuando están todos acelerados y lo necesitan más.

Ahí es donde la práctica regular mindfulness realmente puede ser útil.

Mindfulness es una forma de prestar atención a lo que está pasando en el momento presente, sin prejuicios. Es notae lo que está sucediendo a tu alrededor o dentro de tí, justo aquí, ahora mismo. Y es una habilidad de la vida que se puede desarrollar con la práctica.

En resumen, cuando entrenamos nuestras mentes para enfocarnos con más claridad y amabilidad, podemos encontrar más fácilmente la calma en el caos cotidiano de la vida.

¿Cómo puedo ayudar a mi hijo a ser más consciente?

Una de las habilidades de atención más básicas es ser capaz de notar lo que está pasando dentro de su propio cuerpo. Es literalmente salir de tu mente (!) Para estar presente a las sensaciones corporales que experimenta.

¿Por qué? Porque nuestros cuerpos nos dan pistas sobre cómo nos sentimos, lo que impulsa nuestros comportamientos. No podemos centrarnos completamente y funcionar si no somos conscientes de cómo nos sentimos primero. Y si no estamos en sintonía con nuestros cuerpos, que la mayoría de nosotros no lo somos estos días, no podemos hacerlo muy bien.

Por lo tanto, diviértete encontrando algunos minutos al día para practicar las habilidades de conciencia corporal con sus hijos. Les ayudará a desarrollar una mayor conciencia de sí mismos, que servirá de base para un mejor autocontrol.

Primero puedes practicar “poner” diferentes posturas y caras del cuerpo. Muestre uno al otro y observe cómo se siente tener un cuerpo tenso, cuerpo enojado, cuerpo feliz, cuerpo triste, cuerpo excitado, cuerpo perezoso, cuerpo inquieto, cuerpo relajado.

Haga una pausa entre cada uno y refleje en voz alta lo que notó – lo que sintió en diferentes partes de su cuerpo cuando lo hizo. ¡Bueno saber!

¿Qué notaste?

A continuación, puede jugar “I Spy” detective durante todo el día, en busca de oportunidades para notar lo que su cuerpo le está diciendo. Pregúntale a tu hijo, “¿Qué está notando en tu cuerpo, ahora mismo?” “¿Qué notas?”

Entonces puedes agregar, “¿Qué necesitas (para calmarse, cuidar de tí mismo)?”

Conviértase en socios para descubrir las pistas sobre lo que tu hijo está sintiendo en su cuerpo y qué pueden hacer al respecto. Asegúrese de usar palabras de sensación para los sentimientos corporales que notan – caliente o fresco, pesado o ligero, duro o suave, tensa o relajada, inquieto o quietud.

A menudo, simplemente hacer una pausa para observar atentamente lo que está pasando puede comenzar a cambiar el nivel de energía de tu hijo. Practicando esto juntos, empoderas a tu niño a descubrir qué funciona para ellos. Y ambos pueden disfrutar del día, con más calma y paz!

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s